Literatura Española del Siglo XVII

QUEVEDO

4.2.3.- Poesía satírico-burlesca

4.2.3.3.- Mujeres

139.- LETRILLA SATÍRICA

Sabed, vecinas,
que mujeres y gallinas
todas ponemos:
unas cuernos y otras huevos.
[...]

170.- PINTURA DE LA MUJER DE UN ABOGADO, ABOGADA ELLA DEL DEMONIO (Fragmentos)

Brueghel el Viejo (1525-1569)El Bosco: Tentación de S. Antonio (1510-25)

 


Viejecita, arredro vayas,
donde sirva, por lo lindo,
a San Antón esa cara
de tentación y cochino. [...]
Doña Momia, sin ser carne,
cecina del otro siglo,
cuerpo zurcido de cuartos
quitados de Peralvillo. [...] [Pueblo donde se ahorcaba y descuartizaba a los delincuentes]
vieja vida perdurable,
calaverazo infinito,
responso sobre chapines,
alma en pena con soplillo.
[...] [manto de soplillo]
si sacaras por las calles
guadaña por abanico,
por el “Miren lo que somos”
te hablaran los monacillos.
Cara de aldabón de puerta,
carantoña de poquito,
carantamaula en enredos, [careta de cartón]
carátula en regocijos, [...] [máscara]
no cara, sino Carón,
el barquero del abismo;
de la capacha del diablo,
andadera de esportillo;
el cabello como el don,
para no decir postizo,

negro de él, pues acompaña
dentro en Sevilla a Calvino;
frente cáscara de nuez,
que ha profesado de jimio,
dos ojos de vendimiar,
en dos cuévanos metidos;
mozas de fregar por niñas,

sin gloria y sin luz dos limbos;
para tienda, a mercaderes,
ojera de lindo sitio;
nariz, a cuyas ventanas
está siempre el romadizo,
muy juguetón de moquita,
columpiándose en el pico. [...]
barba, que con la nariz
se junta a dar un pellizco;
sueño de Bosco con tocas,
rostro de impresión del grifo; [...]
Por auténtica en Simancas
te está pidiendo el archivo,
más pasada que “Años ha”

más escurrida que el vino. [...]
Considérote desnuda,
andando sobre dos hilos,
esqueleto en camisón,
pantasma con dominguillos. [...] [peleles]
¡Quién os pudiera acechar
cuando tras llamaros hijos,
os besáis, donde los besos
son un choque de servicios;
[orinales]
cuando tú, "memento homo",
te almohazas con tu erizo
y dos en hueso, no en carne,
sois los siglos de los siglos!
Mas yo me parto a buscar
quien conjure basiliscos,
por si a sacaros del mundo
pueden valer exorcismos.

[Compara este poema con un epigrama de Marcial: pincha aquí

y para recordar otras sátiras de mujeres, aquí]