Literatura Española del Siglo XVII

1.3.6.- Elementos estéticos

1.3.6.2.- Variedad y unidad

Cervantes: La Galatea, Libro V (Damón)

Si el áspero furor del mar airado
por largo tiempo en su furor durase,
mal se podría hallar quien entregase
su flaca nave al piélago alterado.

No permanece siempre en un estado 5
el bien y el mal, que el uno y el otro vase;
porque si huyese el bien, y el mal quedase,
ya sería el mundo a confusión tornado.


La noche al día, y el calor al frío,
la flor al fruto van en seguimiento, 10
formado de contrarios igual tela.


La sujeción se cambia en señorío,
en placer el pesar, la gloria en viento,
«che per tal variar natura è bella». (Serafino Aquilano, 1466-1500, soneto 38. )

 

Lope de Vega: Arte nuevo de hacer comedias, vv. 174 y ss.

 

Lo trágico y lo cómico mezclado,
y Terencio con Séneca, aunque sea
como otro Minotauro de Pasife,
harán grave una parte, otra ridícula,
que aquesta variedad deleita mucho:
buen ejemplo nos da naturaleza,
que por tal variedad tiene belleza.