Literatura Española del Siglo XVII

TEXTOS PARA UN COMENTARIO DE GÓNGORA

3.8.4.- Imitaciones

LOPE DE VEGA (1562-1635)

Mudanzas de Fortuna y sucesos de D. Beltrán de Aragón, acto I (1604-7?)

D. Beltrán.- D. Juan, yo no soy de aquellos
que solo a los levantados
hacen amistad, fiados
en el bien que esperan dellos.
Mucho me agradan caídos:
porque me sirven de exemplo
en quien me miro, y contemplo
bienes del mundo fingidos.
Que cuando miro que todo
para en tierra, polvo y nada,

lo que es riqueza me enfada
y a la humildad me acomodo.
No os parezca hipocresía,
que esto es natural en mí.

(Tercera parte de las Comedias de Lope de Vega y otros auctores con sus loas y entremeses..., En Barcelona ..., 1612).

PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA (1600-1681)

El mágico prodigioso, acto III (1637)

Cipriano.- Ea, pues, ¿qué aguardas? Venga
el verdugo, y de mi cuello
la cabeza me divida,
o con extraños tormentos
acrisole mi constancia;
que yo rendido y resuelto
a padecer dos mil muertes
estoy, porque a saber llego
que, sin el gran Dios que busco,

que adoro y que reverencio,
las humanas glorias son
polvo, humo, ceniza y viento.

SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ (1651-1695)

Procura desmentir los elogios
que a un retrato de la Poetisa inscribió la verdad,
que llama pasión

Este, que ves, engaño colorido,
que del arte ostentando los primores,
con falsos silogismos de colores
es cauteloso engaño del sentido;
éste, en quien la lisonja ha pretendido
excusar de los años los horrores,
y venciendo del tiempo los rigores,
triunfar de la vejez y del olvido,
es un vano artificio del cuidado,
es una flor al viento delicada,
es un resguardo inútil para el hado;
es una necia diligencia errada,
es un afán caduco y, bien mirado,
es cadáver, es polvo, es sombra, es nada.