Literatura Española del Siglo XVII

¿UN GÓNGORA "QUEVEDESCO"?

3.6.2.- 1621 LA BREVEDAD DE LAS COSAS HUMANAS

Flor de la maravilla, Tigridia Pavonia

 

Aprended, Flores, en mí
lo que va de ayer a hoy,
que ayer maravilla fuí,
y sombra mía aun no soy.

La aurora ayer me dio cuna,
la noche
ataúd me dio;
sin luz muriera, si no
me la prestara la luna.
Pues de vosotras ninguna
deja de acabar así,
aprended, flores, en mí...

Consuelo dulce el clavel
es a la breve edad mía,
pues quien me concedió un día
dos apenas le dio a él,
efímeras del vergel,
yo cárdena, él carmesí,
aprended, flores, en mí...

Flor es el jazmín, si bella
no de las más vividoras,
pues dura pocas más horas
que rayos tiene de estrella;
si el ámbar florece, es ella
la flor que él retiene en sí.
Aprended, flores, en mí...

Aunque el alhelí grosero
en fragancia y en color,
más días ve que otra flor,
pues ve los de un mayo entero,
morir maravilla quiero,
y no vivir alhelí
.
Aprended, flores, en mí...

A ninguna, al fin, mayores
términos concede el sol
si no es al girasol,
Matusalén de las flores;

ojos son aduladores
cuantas en él hojas vi.
Aprended, flores, en mí...